Novedades

Homenajes: el gran Carlitos

Decididamente, el 26 de abril de 1949, cambiaría la historia de Vélez para siempre. Es que, sin saberlo, Amor y Julia traían al mundo a Carlos. Carlos, o Carlitos para los amigos, se convertiría en lo más grande que pisó el cesped del Amalfitani en toda la rica historia de Vélez Sarsfield.

Debutó y se retiró (en el fútbol argentino) ante el mismo rival: Boca. Marcó 385 tantos en 546 partidos y fue máximo goleador de los torneos Nacional 1970, Metropolitano 1971 y Nacional 1981, siendo su partido más destacado (y mirá que hay para destacar) aquel que Vélez vence 5-0 a San Lorenzo de Mar del Plata con cinco tantos del propio Bianchi.

Como jugador, es el máximo goleador en la historia de Vélez, con 206 goles, y el 10º en el fútbol argentino. Además, es reconocido por FIFA como el futbolista argentino más goleador en la historia de los torneos de Primera División del mundo al anotar 385 goles (206 en Argentina, 179 en Francia).

Fue grande como jugador, pero su instinto ganador lo hizo ir por más y en el 93 (tras dirigir algunos años en Francia) volvió a su casa, pero esta vez como DT. Ni el más optimista creía que iba a arrancar el ciclo más exitoso de la historia del Club. 

En su primer torneo, coronó campeón a Vélez tras 25 años de sequía. «Quiero llevar a Vélez a niveles internacionales» remarcaba. Impensado en ese momento, hasta exagerado, podría decirse. Sin embargo, Carlitos lo hizo de nuevo, ganó un grupo muy complicado de Libertadores, pasó al que se le ponía en el camino y levantó la Copa en la casa del Bicampeón Sao Paulo. Luego, llegó el Milan multicampeón y, nuevamente, Vélez se plantó y ganó bien. Tras esos títulos, repetía: «No hay que aburguesarse» y fue lógico con sus palabras. Vélez ganó el Apertura 95 (el del «cartón lleno»), Interamericana 96 y Clausura 96 (junto con su amigo Piazza).

Luego, seguiría por Roma, Boca y Atlético Madrid pero su casa sigue estando en Juan B. Justo 9200. De hecho, en plena conferencia de prensa en La Boca en 2013 aclaró: «Yo dije que era hincha de Vélez. Yo nací ahí, sé cuánto lo quiero y sé que también no tengo que equivocarme en los sentimientos. El profesional tiene que saber que no se tiene que confundir. Yo el día que deje de trabajar voy a seguir yendo a ver a Vélez. Es mi barrio, me da placer cuando voy».

El 1/12/2015 fue inmortalizado en una estatua que reside en la sede del Club: «Me van hacer llorar. No creo merecer todo el cariño que me expresan. Muchas pero muchas gracias». No, Carlitos, somos nosotros los que te agradecemos. De por vida, chau, felicidades!

ferrara

Martín Ferrara @tincho1387

Seguinos en nuestras redes sociales:

Facebook
Twitter
Instagram

Auspician:

TOTÓN SERVICIOS

NAMIDA SUSHI

WALTER CONSTRUCCIONES

TU VIEJA IMPRO 

GRANJA LOS HERMANOS (SEGUROLA 288 – 1536167495)