Novedades

El primer rugido

TINOLargo día, pesado, difícil para manejar, para caminar en Baires o en Victoria, húmedo, pegajoso como un chicle, como la ilusion que se nos pegó en el alma desde siempre.

Y en la cerrada noche de Victoria cuando el vendaval te peina la barba, aparece un Vélez distinto, no digamos exageraciones, solo que el Mister ha decidido (lo vimos en los amistosos) arrancar 15 metros más arriba en la presión al equipo rival,. Nos preocupó Tigre en el primer tiempo claro que sí, y ahí entonces Alan Aguerre comenzo a sacar las castañas de un fuego que no fue tal porque la llovizna lo aflojaba.

Si pusieron en fila los defectos en el primer tiempo aún con destellos de quien resultó el mejor jugador del partido, Vargas, Vélez en la parte final puso sobre la mesa lo mejor de un repertorio con solistas de alto vuelo, la precisión en velocidad, el anticipo en el quite bien arriba y obviamente las exquisitas definiciones en los tres goles, todos producto de ese tan anhelado ensamble que se logra, como decíamos, cuando a la velocidad se le agrega precisión.

Habemus podio, clarito para mí: Oro, plata y bronce para el Monazo Vargas, el Tigrazo Romerito y el eficiente Alan Aguerre vital y movil. Aunque un cuarto escalón se lo doy a mi entender a ese inmenso jugador todo terreno con tracción a sangre que es Santiago Cáseres.

Si hubo puntos flojos que los analice Don Omar, si encontró el equipo, bárbaro, tiene plantel, mejor para todos cuando el menú es amplio a la hora comer. Desde lo personal me emociona saber que con 16 jugadores canteranos de los 18, Vélez reflota la idea que las divisiones Infanto Juveniles con una camada lucida ,aguerrida y virtuosa. Cuando se les dan los tiempos parejitos en la cocción ,se compite de igual a igual contra cualquiera.

Alguna vez, una persona de mi amistad, precisamente en épocas electorales, alardeó conocimientos que no tiene, alegremente, sin pensarlo seguramente, que Vélez timbeaba, rifaba, las Juveniles. Tenía razón, en esa Kermesse de los sábados a la que concurro habitualmente, Vélez tiene secuestrados todos los números.

Te vimos Fortín de mi vida, como escribía Zitarrosa: Vélez crece desde el pie.

TINO

Tino Guitian @fortinisimo